Comparte

Cinthia Zúñiga
Veracruz

La zona rural del país fue la más rezagada en materia sanitaria durante 2020 con la pandemia sanitaria del coronavirus, por falta de infraestructura.

Al respecto, Luis Gómez Garay, dirigente nacional de la Unión General Obrera, Campesina y Popular, A. C. (UGOCP), señaló que el campo es donde menor infraestructur hospitalaria se tiene y las personas deben viajar por lo menos una hora para recibir atención médica.

En ese sentido, expresó su preocupación ante la distribución de la vacuna contra el coronavirus, pues quienes habitan en áreas rurales podrían ser los últimos en aplicarse el biológico.

“El campo es donde menos infraestructura hospitalaria hay, donde no hay clínicas, donde el personal médico es escaso y las personas tienen que viajar 45 o 50 kilómetros para que lo atiendan, eso es un problema. Dicen que la vacuna tiene que estar a 80 grados bajo cero pero no se tiene esa infraestructura con los campesinos”, mencionó.

Puntualizó que la pandemia del COVID-19 incidió en lo económico y generó especulación, lo que a su vez desplomó los precios en el campo, no así en las áreas urbanas.
“La gente se muere en su casa, se sienten mal y no queda más que resignarse”, agregó.

Gómez Garay consideró que 2021 será un año complicado para el campo mexicano debido a la desaparición de programas y los recortes presupuestales, pues durante 2020 no hubo apoyo de los gobiernos estatal o federal para los productores, por lo que se vislumbran meses complicados.

Comparte