Comparte

Los vientos fuertes complican las labores de los Bomberos de California, esfuerzos que podrían ser arrebatados de los pocos avances que han logrado en la lucha contra los incendios forestales.

Los vientos alcanzan los 80 kilómetros por hora, por lo que se agravará la situación de los incendios que han causado la muerte a 76 personas.

Cientos de rescatistas de los escombros en el poblado del Paraíso continúan en busca de muertos, donde casi mil 300 personas siguen desaparecidas en una semana después del estallido del fuego.

Comparte