Comparte

Evelyn Román

Veracruz. El estado de Veracruz si cumple con las condiciones de inseguridad y violencia para ser declarado en estado de emergencia, sobre todo por el tema de desaparición forzada, consideró el presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, Arturo Mattiello Canales.

Mencionó que aunque las autoridades locales, en especial el gobernador Miguel Ángel Yunes se nieguen a reconocer la violencia que diariamente azota al estado, Veracruz casi puede compararse con los niveles delictivos de Brasil y Colombia.

Resaltó que la tendencia de homicidios en Veracruz va a la alza, derivado de la crisis económica, la falta de empleos y la disminución de oportunidades de estudio para los jóvenes.

Mattiello Canales insistió en que tanto el gobierno como las familias y sociedad veracruzana deben trabajar para disminuir los altos índices delictivos con educación, generación de empleos bien remunerados y la reducción de la brecha de desigualdad entre ricos y pobres.

Comparte