Comparte

Karla Méndez
Xalapa, Ver.

Este año Veracruz se colocó entre las primeras cinco entidades que no solicitaron un plazo para entregar declaración patrimonial de los servidores públicos, como ocurría en administraciones anteriores.

La Contralora General del Estado, Mercedes Santoyo Domínguez, señaló que la cultura de acato a la Ley general de responsabilidades del servidor público ha mejorado positivamente pues antes había sanciones por diversas situaciones, por ejemplo, omisión en la entrega de la declaración patrimonial.

En ese sentido, enfatizó que la política de transparencia y orden con que se conduce la administración pública permite otorgar la rendición de cuentas sin simulaciones, donde el “corte de caja” es una acción de rutina.

Así mismo, sostuvo que se dio cumplimiento en tiempo y forma, a la declaración patrimonial, siendo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y titulares de despachos quienes respondieron a la obligación desde los primeros días.

“Significa que teníamos el mes de mayo para hacer las modificaciones a las declaraciones patrimoniales, no solamente de quienes lo venían haciendo con anterioridad; sino todos los servidores públicos de todos los niveles en las dependencias y entidades; entonces, pasar de una totalidad del año pasado de 19 mil servidores públicos que presentaron su declaración patrimonial, pues ahora tenemos 180 mil declaraciones patrimoniales en los tiempos de ley”.

Este resultado se dio gracias a la puesta en marcha de una estrategia de información, la Secretaría de Función Pública, prestó nel sistema declarante, que en Veracruz se llamó «declaraver» y así se agilizaron los procedimientos.

Finalmente, también reconoció la colaboración de sindicatos, así como de las contralorías internas de cada dependencia.

Comparte