Comparte

Cerca de 2 mil 400 niños han muerto en Yemen en los últimos tres años, informó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y pidió a las partes en conflicto que respeten a la población civil, tras un bombardeo de más de medio centenar de personas, donde 29 niños murieron.

«Casi 2 mil 400 niños han perdido la vida ya desde marzo de 2015 y unos 3 mil 600 han sido heridos de gravedad o mutilados en esta guerra», posteó en Twitter la representante de Unicef en Yemen, Meritxell Relano.

Relano expresó su preocupación por la situación en la provincia de Saada, donde un bombardeo causó 50 muertos y 77 heridos, de acuerdo con el jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional (CICR) en Yemen, Johannes Bruwer.

Comparte