Comparte

Un preso de la cárcel francesa de Conde-sur-Sarthe ha tomado como rehenes a dos supervisores. Durante una distracción, el recluso, Francis Dorffer, ha aprovechado para tomar el mando.

El secretario regional de la prisión, Emmanuel Baudin, señaló que durante la hora de la comida el reo aprovechó para tomar como rehenes a dos de los supervisores -un hombre y una mujer-, en un corredor de la prisión que alberga a reclusos considerados como peligrosos.

Tras darse a conocer los hechos, el Ministerio de Justicia de Francia activó una unidad de crisis y se envió un equipo de Respuesta y Seguridad Regional (ERIS) al lugar.

La DAP indicó que, luego de casi cinco horas de crisis, el reo Francis Dorffer se rindió y fue puesto bajo custodia de las autoridades de la prisión, abierta en 2013 y considerada la más segura en el país, de acuerdo con el diario local Le Monde.

Comparte