Comparte

Miles de fieles católicos hacen largas filas en la Basílica de San Pedro para dar el último adiós al papa emérito Benedicto XVI, que murió el sábado 31 de diciembre a los  95 años de edad .

Se espera que unas 35.000 personas acudan a dar su último adiós a Benedicto XVI durante los tres días que permanecerá abierta la capilla, mientras que hasta unos 60.000 estarán presentes en su funeral, que presidirá el papa Francisco el próximo jueves también en la plaza de San Pedro del Vaticano

El papa emérito Benedicto XVI será enterrado en la tumba que ocupó Juan Pablo II en la cripta dedicada a los pontífices bajo la basílica de San Pedro

Comparte