Comparte

El presidente Donald Trump realizó diferentes mítines y su discurso fue basado en el alarmismo durante semanas con miras a las elecciones legislativas del próximo martes, donde rescató la estrategia basada en el miedo que hace dos años lo llevó a la presidencia.

Trump se fijó el objetivo de hacer más campaña por los miembros de su partido que ninguno de sus predecesores recientes, y aseguró el protagonismo mediático con mensajes que rozan lo apocalíptico.

Su discurso electoral, articulado en más de 20 mítines en los últimos tres meses, se basa en los temores sobre la inmigración y la animadversión a los medios de comunicación, además advirtió que, si retoman el control del Congreso, los demócratas convertirán la economía de Estados Unidos en “la de Venezuela”.

Comparte