Comparte

El presidente Donald Trump amenazó con cerrar la frontera para impedir el paso de la caravana de migrantes hondureños que buscan entrar a Estados Unidos, sin embargo, agradeció a México por el envío de policías federales en la frontera con Guatemala.

El contingente será desplegado en el puente internacional Suchiate II, mientras que otro grupo se ubicará en el puente internacional Talismán, en el municipio de Tuxtla Chico, informaron autoridades locales.

Marcelo Ebrard, próximo canciller en el gobierno de López Obrador, manifestó que la posición de Trump no le sorprende y que «era previsible», debido a que «está muy cerca el proceso electoral, entonces él está haciendo un cálculo político».

La caravana compuesta por miles de personas partió el sábado de San Pedro Sula, en el norte de Honduras.

Comparte