Comparte

Al menos cinco personas resultaron heridas y cerca de 200 mil hogares se quedaron sin luz en la isla de Okinawa, en el extremo sur de Japón, por el acercamiento del tifón Trami, que amenaza con afectar el archipiélago japonés durante el fin de semana.

«El número puede aumentar, ya que todavía estamos recopilando información», señaló Motoki Minei, funcionario de la oficina de gestión de desastres de la isla. «Estamos instando a nuestros residentes a mantenerse vigilantes contra el tifón».

La agencia meteorológica advirtió a las personas en todo Japón que estén en alertas por «vientos violentos, olas altas, lluvias torrenciales».

Según la Agencia Meteorológica de Japón, se espera que el tifón Trami arrase el este y el norte de Japón el lunes con vientos fuertes, olas altas y fuertes aguaceros.

Comparte