Comparte

Por Mizael Hernández

El exceso de calor, podría causar deshidratación en el suelo y en la planta de caña de azúcar que se cultiva en la zona de Cardel.

Oscar Lagunes, Presidente de la unión de cañeros de la CNPR /El Modelo, dijo que el exceso de sol de las últimas semanas, podría repercutir en el crecimiento, detener o reducir el desarrollo de la gramínea y que finalmente se puede reflejar en menos tamaño y menos peso de la caña.

Afecta mayormente plantas menores a los 3 meses de edad (plantillas), que soportan el llamado «estrés por deshidratación» las que tienen de 6 a 7  meses de edad.

El dirigente cañero, dijo que, es en esta temporada, también conocida como «Canícula», cuando se activa el sistema de riego en toda su infraestructura, dando apertura al agua del río La Antigua, por la necesidad que de ella existe.

Muchos productores se confían a la temporada de lluvias, pero no ha llovido, y aunque representa mayor gasto, los agricultores tienen que regar sus cañales por el riesgo que implica el excesivo calor.

El solo hecho de utilizar el riego y aplicar agua a los cultivos, una hectárea de caña en esta zona aumenta de 100 a 120 toneladas.

Mientras que en el ingenio «El Modelo» cultivan  y procesan en zafra diariamente 12 mil 600 toneladas de caña, y en el ingenio «La Gloria» se industrializan 15 mil toneladas, también por día.

Comparte