Comparte

Este martes, las autoridades brasileñas emitieron una orden de arresto contra cinco personas presuntamente ligadas al colapso de una presa que dejo por saldo 65 muertos en una población contigua a la ubicación de la misma en Brumadinho, Brasil.

Cabe resaltar que los hechos sucedidos el pasado viernes, dejaron al menos 300 desaparecidos, por lo que la jornada para encontrar a estas personas continúan efectuándose. En la zona del des fortunio donde pasaron millones de litros de agua residual, solo se aprecia una capa de lodo, por lo que brigadas de búsqueda se ven entorpecidas.

Comparte