Comparte

Las autoridades de Filipinas elevaron hoy a 16 los muertos por el sismo de magnitud 6.1 que sacudió ayer el norte de país, mientras continúan las tareas de rescate de una treintena de personas atrapadas en el derrumbe de un supermercado.

En la ciudad de Porac se hundió un supermercado de cuatro plantas, donde por el momento se han registrado cinco fallecidos y se ha rescatado con vida a nueve personas entre la treintena que se cree que siguen atrapadas bajo los escombros.

Según el NDRRMC, hay además 14 desaparecidos y 81 heridos.

Por el momento, se han producido más de 400 réplicas del terremoto, aunque sólo ocho fueron perceptibles.

 

 

Comparte