Comparte

La policía canadiense detuvo a un sospechoso de protagonizar un tiroteo que causó la muerte de al menos cuatro personas, en la provincia atlántica de Canadá, New Brunsweek.

Vecinos de una zona residencial señalaron que a las 07:00, hora local, se registró una ráfaga de al menos 17 disparos, donde la policía de Fredericton confirmó la muerte de cuatro personas y exhortaron a los habitantes del área Brookside Drive a no salir de sus hogares.

El tiroteo se da tres semanas después de que en Toronto se registró un ataque masivo que dejó una joven y una niña muertas y 13 heridos.

En abril pasado, al norte de Toronto, hubo otro ataque masivo que dejó 10 muertos y 15 heridos.

Comparte