Comparte

Evelyn Román

Boca del Río. Pese a que existe una técnica para rehidratar cadáveres en avanzado estado de putrefacción, proceso que fue desarrollado y patentado por un médico mexicano, las autoridades no tienen interés en invertir en este rubro para apoyar a las familiares de personas desaparecidas a identificar restos humanos.

Al respecto, el perito de la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua y médico dentista, Alejandro Hernández Cárdenas Rodríguez quien es el especialista que desarrolló y patentó la técnica de rehidratación de cuerpos, comentó que al utilizar está técnica habría más facilidades para identificar restos humanos.

Lamentó que ni las autoridades mexicanas ni los colectivos de búsqueda hayan pedido apoyo a Chihuahua para emplear esta técnica de identificación.

Aseguró que, de existir la solicitud, habría una apertura total por parte de la Fiscalía de Chihuahua para apoyar en la identificación de los cadáveres que han sido localizados en los cientos de fosas localizadas en la entidad veracruzana.

El médico explicó que, aunque las muestras de ADN para identificar restos es la mejor de todas las técnicas de identificación, el método que él creo permite agilizar la identificación de restos, además de ser mucho más barato.

Detalló que con la técnica que él patentó, se invierten solo 100 dólares en la compra de químicos para el proceso de rehidratación, mientras que en otras técnicas se requiere invertir hasta mil dólares.

«Hay un alto índice de probabilidades de que si se sometieran a ese procedimiento se pudiera revertir la putrefacción y encontrar características como pueden ser características faciales, oreja, nariz, forma de boca, la huella dactilar tatuajes (…) lleva un promedio de 3 a 5 días y es muy económico en realidad, el costo varia, pero puede ser de unos 100 dólares rehidratar un cadáver completo, cuando un perfil genético sale en mil dólares”, detalló.

Cabe recordar que desde que las integrantes del Colectivo Solecito comenzaron una brigada de búsqueda de personas desaparecidas en el predio de Colinas de Santa Fe ubicado al norte del municipio de Veracruz, esto en agosto del 2016, se han encontrado 339 cuerpos, pero solo se han logrado identificar poco más de 30, es decir, menos del 10 por ciento.

Al respecto, el especialista admitió que el problema de las fosas clandestinas en Veracruz es delicado, pues, aunque los colectivos y la FGE cuenta con personal capacitado, la identificación de restos ha sido muy lenta.

Por ello, insistió en que el método de rehidratación es una opción viable para desahogar el rezago que existe en este tema.

El especialista destacó que de septiembre del 2004 de a la fecha, ha logrado procesar mil 300 cadáveres con el proceso de rehidratación.

Comparte