Comparte

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que ya analizó la carta en la que la familia del asesino confeso Mario Aburto Martínez pide reabrir el caso Luis Donaldo Colosio, pero, dijo, no hay elementos para reanudarlo y revisarlo.

La titular de la Segob señaló que consultó al último fiscal especial del caso, el hoy titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, quien le dijo que la investigación está “prácticamente cerrada”.

Después de presentar el Prontuario de Resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 y la plataforma de consulta en línea del Sistema Nacional de Información sobre Discriminación, la funcionaria dijo que a menos de que se presenten nuevas pruebas, el caso Colosio podría reabrirse.

Horas antes, el presidente López Obrador había instruido a la Segob realizar un análisis sobre la posibilidad de reabrir el caso del asesino confeso de Colosio.

Comparte