Comparte

CDMX

Pese a que el extitular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo aseguró que a más tardar el 8 de septiembre se emitiría un resolutivo sobre la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya Fase I, la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), solicitó mayor información al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

De acuerdo al «Estado Actual del Trámite» número 09/MG-0149/06/20, el pasado 25 de agosto se suspendieron los plazos y términos legales del proceso, debido a que se pidieron datos adicionales sobre el estudio ingresado el 16 de junio.

En una conferencia de prensa virtual, Toledo reveló el 31 de julio que hasta ese momento se habían realizado por lo menos 74 observaciones al proyecto, en temas como los pasos de fauna y las carreteras.

De acuerdo con la norma, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat, tenía un plazo máximo de 60 días hábiles, que puede ampliarse hasta 120 días hábiles para emitir un dictamen sobre la MIA del Tren Maya.

«Cuando las dimensiones y complejidad de la obra o actividad se justifique, la Semarnat podrá, excepcionalmente y de manera fundada y motivada, ampliar el plazo hasta por sesenta días más, debiendo notificar al solicitante su determinación. Este aviso se puede hacer 10 días contados a partir de que se presente la información adicional, según sea el caso».

Comparte