Comparte

Hector Muñoz

El pasado mes de octubre Selena Gómez ingresó en una clínica psiquiátrica tras sufrir una crisis nerviosa a raíz de una serie de problemas de salud que la llevaron al hospital en dos ocasiones.

Gómez había permanecido alejada de la vida pública mientras se sometía a un tratamiento basado en una terapia dialéctica conductual que había demostrado resultarle de gran ayuda en el pasado, pero según los últimos reportes acerca de su evolución, la cantante habría abandonado ya el centro médico para reincorporarse poco a poco a su rutina habitual.

Los planes de la estrella son llevar un perfil discreto en las próximas semanas, tal y como anunciaba ella misma poco antes de su último ingreso dando a entender que el acoso en la red que había acabado por pasarle factura una vez más.

Comparte