Comparte

El número de heridos todavía es incierto; algunos reportes señalan que más de 80 personas fueron atendidas en distintos hospitales, la mayoría por lesiones leves, sin embargo, se informó de dos heridos de gravedad.

Uno de ellos es el piloto, Carlos Galván, que fue sometido a cirugía de columna y una niña que tuvo quemaduras en el 25 por ciento del cuerpo, según el gobernador de Durango, José Rosas

Se abrió carpeta de investigación para determinar las causas exactas del accidente, aunque expertos apuntaron a las condiciones meteorológicas como la principal posibilidad.

El director general de Aeronáutica Civil, Luis Gerardo Fonseca advirtió que la labor de peritaje de las cajas negras y grabadoras de la nave «puede llevar meses, dependiendo de la complejidad».

Se sabe que los pasajeros abordaron el avión todavía sin lluvia, pero al poco tiempo se desató una tormenta de granizo acompañada de fuertes vientos.

Sin embargo, «hay muchos cabos sueltos. Además del clima, también podría haber factores técnicos a considerar», explicó Guillermo Galván, director editorial de Transponder 1200.

El piloto aviador e instructor de factores humanos en aviación señaló que, en su experiencia, las autoridades de aviación no comparten la investigación de los accidentes.

Finalmente, en un comunicado, Aeroméxico dijo lamentar profundamente el accidente de este martes.

«Estamos enfocándonos en atender esta situación y haremos lo que sea necesario para auxiliar a las familias de nuestros clientes», aseguró la aerolínea mexicana.

Comparte