Comparte

Una ballena fue liberada entre cientos de cadáveres de cetáceos, con lo que suman 110 los animales que han resistido un masivo varamiento nunca antes visto en el sur de Australia.

Un total de 470 ballenas-piloto quedaron varadas en una lejana zona de Tasmania desde principios de semana, fue necesario un descomunal esfuerzo humano para salvar al mayor número de estos animales.

Afortunadamente 110 de los 470 animales atrapados en el puerto de Macquarie, Tasmania, pudieron ser salvados por unas 100 personas, incluyendo especialistas en protección ambiental y voluntarios entrenados.

La portavoz del departamento de Medio Ambiente en Tasmania, afirmó que es «absolutamente extraordinario» que otra ballena haya sido encontrada con vida seis días después de que se produjera el encallamiento masivo.

La portavoz confirmó que el mamífero pude ser llevado de vuelta a su hábitat natural.

Comparte