Comparte

Una reliquia con gotas de sangre de Juan Pablo II, fue extraída de una iglesia de Spoleto, Umbría, en el centro de Italia, así lo comunicó el sitio oficial del Vaticano.

El vestigio del pontífice polaco fue robado el pasado miércoles 23 de septiembre, informó Vatican News.

La ampolla, que es un pequeño frasco con gotas de la sangre del primer papa polaco, fallecido en 2005 y canonizado en abril de 2014, fue regalada en septiembre de 2016 a la iglesia de Spoleto por el cardenal Stanislaw Dziwisz, quien fungía entonces como arzobispo de Cracovia y también durante años fue secretario privado de Juan Pablo II.

“Espero que se trate de un gesto superficial, que no se quiso ofender la sensibilidad de los fieles. También me atrevo a esperar que este gesto imprudente no haya sido cometido para obtener dinero» expresó el arzobispo de Spoleto, Renato Boccardo.

Información: Excelsior

Comparte