Comparte

Once menores que presuntamente eran entrenados para cometer tiroteos en escuelas estadounidenses fueron encontrados en condiciones infrahumanas en el desierto de Nuevo México, confirmaron autoridades locales.

Cinco adultos vinculados al secuestro de los menores rescatados capacitaban a los niños para el uso de armas, acusación presentada ante un tribunal y que indica que si los acusados fueran liberados, podrían cometer nuevos crímenes debido a su planificación y preparación para futuros tiroteos.

Asimismo, autoridades manifestaron que recibieron un mensaje anónimo que señalaba que un grupo de personas estaba muriendo de hambre en un campamento improvisado en el desierto, lo que permitió a los agentes como referencia para dar con el lugar donde se encontraban once menores de entre uno y 15 años de edad, sobreviviendo en condiciones deplorables y con severa desnutrición.

Comparte