Comparte

Qatar habría violado las reglas de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), tras ser acusado de llevar a cabo propaganda secreta para desprestigiar a las candidaturas con las que compitió por la Copa del Mundo 2022.

De acuerdo con un medio inglés, la candidatura del país árabe contrató a una firma de relaciones públicas que dirige un exagente de la CIA para realizar una campaña negativa a Australia y Estados Unidos, sus rivales para albergar la competencia.

El plan consistió en reclutar a personas de alto perfil de Australia y Estados Unidos para que hablaran sobre los efectos negativos de recibir una competencia de este nivel y así dar una muestra de falta de respaldo al interior.

Comparte