Comparte

La compañía espacial estadounidense Blue Origin, creada por Jeff Bezos, director de Amazon, probó exitosamente su pequeño cohete de turismo espacial.

La cápsula New Shepard fue impulsada hasta la frontera del espacio, a través de un pequeño cohete reutilizable que retornó y aterrizó en vertical, cuyo vuelo fue el séptimo consecutivo.

El cohete, a pesar de no tener aún fecha prevista para realizar el primer viaje con pasajeros, se estima que podrá transportar hasta seis tripulantes en un vuelo.

El New Shepard alcanzó una altitud de 107 kilómetros, según los datos preliminares, posteriormente volvió a posarse en medio de una nube de polvo en el desierto del oeste de Texas, frenada gracias a paracaídas.

El tiempo total de vuelo fue de 10 minutos y 15 segundos.

Comparte