Comparte

Barbara Pompili, ministra de Ecología de Francia, dio a conocer que se prohibirá el uso de animales salvajes en los circos ambulantes, al igual que la reproducción y adquisición deorcas y delfines en los tres delfinarios del país.

Estas medidas se tomarán progresivamente y forman parte de una serie de normas a favor del bienestar de la fauna en cautiverio, además, se trabajará para mejorar las condiciones de vida de los animales en los zoológicos franceses.

Para apoyar a los trabajadores que serán afectados por estas medidas, el gobierno francés aportará 8 millones de euros a los circos ambulantes y delfinarios.

Respecto a los animales, no pueden ser puestos en libertad tanto por su bienestar como por la seguridad de los ciudadanos, por lo que la ministra indicó que se analizarán los casos específicos de cada uno para saber cuál será su destino.

Comparte