Comparte

Organizaciones de la sociedad civil y la Coparmex Veracruz dan a conocer su posicionamiento respecto del proceso de elaboración de los libros de texto gratuitos para el próximo ciclo escolar 2023-2024

Aquí el texto :
Muy buenos d√≠as, a nombre de las organizaciones convocantes, agradezco a los representantes de los medios de comunicaci√≥n que nos acompa√Īen esta ma√Īana.
Gracias por darnos un espacio en su agenda para expresar la profunda preocupaci√≥n que como padres de familia y como sociedad tenemos de que en M√©xico se cumpla la ley y que las ni√Īas, los ni√Īos y los j√≥venes reciban una educaci√≥n de calidad, tal como lo establece el Art√≠culo 3o de la Constituci√≥n.

Desde el pasado 24 de abril, la Unión Nacional de Padres de Familia, pre- sentó un amparo contra la impresión de los nuevos libros de texto gratuitos para el ciclo escolar 2023-2024, debido a que en su elaboración, no se cum- plió con la Ley General de Educación que establece que los materiales deben ser consensuados con padres de familia y expertos en la materia.

Para el mes de mayo, la jueza tercera de distrito en materia administrativa en la Ciudad de M√©xico, Yadira Elizabeth Medina Alc√°ntara otorg√≥ una sus- pensi√≥n provisional para detener la impresi√≥n de las herramientas educati- vas, y d√≠as m√°s tarde, emplaz√≥ a la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica y a la Comisi√≥n Nacional de Libros de Texto Gratuitos a cumplir con la resoluci√≥n que ordenaba revisar el contenido del material educativo.

Es claro que los procesos estipulados para la integración de estos impor- tantes materiales de apoyo para los docentes y los alumnos no se cumpli- eron, como tampoco se cumplió, por parte de la autoridad educativa, el mandato judicial que ordenaba detener la impresión de las obras y transpar- entar el proceso de creación de los libros de texto gratuitos que tenemos la certeza que es ilegal, opaco e improvisado.

Es indignante que el Gobierno de M√©xico no s√≥lo no haya atendido las disposi- ciones de la Ley General de Educaci√≥n, sino que adem√°s, haya firmado convenios de confidencialidad de hasta por cinco a√Īos con quienes supuestamente participaron en un proceso que se llev√≥ a cabo a espaldas de la sociedad y de los grupos que est√°n obligados por norma, a ser parte de esta importante tarea en la que des- cansa el derecho de la ni√Īez y la juventud a una educaci√≥n de calidad.

Por si esto fuera poco, entre las omisiones que se suman, se encuentra la improvi- sación, pues a escasos 20 días de iniciar el nuevo ciclo escolar, la plantilla docente del país no cuenta con la capacitación e información suficiente para poder utilizar los materiales de manera adecuada, pues los libros de texto fueron publicados en el sitio de la CONALITEG el día de ayer 08 de agosto a partir de las 17 horas, curiosa- mente, cuando se llevó a cabo la primera conferencia vespertina ordenada por el Ejecutivo Federal para hablar sobre los libros de texto gratuitos certeza que es ilegal, opaco e improvisado.

Ayer pudimos saber también, que por lo menos 100 millones de libros de texto gra- tuitos que no fueron integrados como lo marca la ley y que no están basados en los planes y programas de estudio vigentes, ya están en los almacenes estatales y re- gionales, listos para ser entregados a los 24.4 millones de estudiantes que regre- sarán a las aulas el 28 de agosto, lo cual es alarmante y nos obliga a reiterar la necesidad de que las autoridades transparenten el proceso a través de cuál fueron creados y detalle quiénes fueron los participantes en la elaboración de los libros de texto que serán entregados a nuestros hijos.

Lo que ocurre hoy por hoy en nuestro pa√≠s, no es un hecho aislado, es una muestra m√°s de la tendencia de la actual administraci√≥n a desobedecer la ley y a avanzar por el camino de la opacidad; a subordinar la ciencia, la verdad y la t√©cnica a la ocurrencia, tal como lo vivimos en la pandemia del COVID19 y lo padecemos ahora, en la educaci√≥n, situaci√≥n que tendr√° como consecuencia la ampliaci√≥n de la brecha de conocimiento y el rezago educativo que en M√©xico, de acuerdo con el Instituto Nacional de Educaci√≥n para los Adultos (INEA) para finales de 2022, es de 27.7 millones de personas mayores de 15 a√Īos.

Por si esto fuera poco, los esfuerzos por abatir el rezago son √≠nfimos. Del 2018 a 2022 s√≥lo 900 mil personas salieron de esta condici√≥n. Y entidades como Chiapas, Micho- ac√°n, Oaxaca, Guerrero y Veracruz ocupan los primeros sitios a nivel nacional en rezago educativo y en el caso de nuestra entidad, el 38.5 por ciento de la poblaci√≥n mayor de 15 a√Īos se encuentra en esa situaci√≥n.
De ah√≠ que la situaci√≥n es por dem√°s preocupante, pues M√©xico debe contar en las aulas con material educativo que ha cumplido a cabalidad con los procedimientos necesarias, pero adem√°s, se debe trabajar en estrategias que permitan que las es- cuelas p√ļblicas y privadas puedan cumplir con su obligaci√≥n de otorgar educaci√≥n de calidad a la ni√Īez y a la juventud mexicanas.

Por ello, las organizaciones aqu√≠ representadas exigimos que en M√©xico se acate la ley y se respete el derecho de las ni√Īas, los ni√Īos y j√≥venes a la educaci√≥n y llamamos a los padres de familia y a la sociedad a:
· Involucrarse activamente en las acciones que nos garanticen que nuestros hijos contarán con material educativo que cumplió con las directrices legales que nos acercan al objetivo de que reciban educación de calidad.
· Sumarse y firmar la iniciativa que la Unión Nacional de Padres de Familia em- prendió en la plataforma CitizenGo para exigir al Gobierno de México que respete la ley, el Estado de Derecho y la autonomía de los poderes y reponga en su totalidad el proceso de edición de los libros de texto gratuitos conforme a lo que marca la Ley General de Educación y no se distribuyan obras que están sujetas a un proceso judi- cial.
· Revisar el material educativo de nuestros hijos una vez se inicie el ciclo escolar
¬∑ Exigir con firmeza que la autoridad cumpla con su mandato constitucional y pri- orice el inter√©s superior de las ni√Īas, los ni√Īos y los j√≥venes en materia educativa.
Las asociaciones, los empresarios, la sociedad en general exigimos que la ni√Īez y la juventud mexicanas accedan a educaci√≥n que les permita tener una mejor calidad de vida, impulsar la innovaci√≥n, la competitividad y el desarrollo econ√≥mico, social y sostenible que M√©xico requiere para desplegar todo su potencial.


Muchas gracias y estamos atentos a sus inquietudes.

Comparte