Comparte

Evelyn Román

Veracruz. Una pareja de ancianos que viven en el fraccionamiento Coyol optaron por salirse de su vivienda y pernoctar en un vehículo abandonado ante las afectaciones de su vivienda derivado de las intensas rachas del frente frío número 10.

Al respecto, el señor Bonifacio mencionó que se salieron de su vivienda a la una de la mañana, hora en la que su humilde casa se destecho.

Luego de que el viento arrancara la lámina de su techo, la anciana pareja corrió al automóvil maceta donde se resguardaron parcialmente del frío ya que el vehículo no tiene medallón.

El señor mencionó que no tienen intenciones de abandonar el vehículo pues temen que les roben las pocas pertenencias que tienen en su casa.

Sin embargo, piden apoyo para comer y cobijas para dormir pues probablemente pasen la noche dentro del vehículo.

Comparte