Comparte

El papa Francisco confirmó la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal y el contacto con menores de edad al cardenal George Pell, condenado por abuso sexual de menores en Australia.

El jurado declaró al religioso culpable de haber abusado de dos niños de 13 años a quienes encontró bebiendo vino sacramental en un cuarto trasero de la Catedral de San Patricio en Melbourne a fines de 1996, cuando él tenía 55 años, mientras cientos de fieles salían de la iglesia tras los servicios dominicales.

Pell se encuentra en libertad condicional, pero podría ser puesto bajo arresto mañana.

Comparte