Comparte

El Papa Francisco se manifestó en contra de las “mentadas de madre” y toda clase de insultos hacia los progenitores de los demás, por lo que pidió a los fieles a comprometerse en no agredirlos verbalmente.

“Entre nosotros existe la costumbre de decir cosas feas, incluso groserías: por favor, ¡nunca, nunca, nunca insultar a los padres de los demás!”, exclamó el Papa ante más de 13 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Partiendo del mandamiento “honrarás a tu padre y a tu madre” señaló que respetar a los padres lleva a “una larga vida feliz”.

Comparte