Comparte

El papa Francisco pidió este lunes rezar por quienes tienen «problemas económicos» por la pandemia de coronavirus y reclamó a los empresarios que no despidan personas puesto que «el sálvese quién pueda no es la solución».

Horas antes, en una entrevista con el canal español La Sexta, Francisco había planteado a los empresarios que «más que despedir, hay que acoger».

Por otro lado, destaca que tiene esperanza en que la crisis por coronavirus «enseñe» a los «pueblos para revisar sus vidas».

Sin embargo, con el confinamiento los padres empiezan a escuchar a sus hijos de otra manera, porque no pueden salir, tienen tiempo de reencontrarse, dijo, sin celebrar la causa en ningún caso. «Es triste que sea esta tragedia la que recupere la convivencia humana pero está siendo así», matizó.

Comparte