Comparte

El Papa Francisco evitó cuestionamientos tras la denuncia en su contra lanzada por un exalto cargo del Vaticano, quien lo señaló de encubrir los abusos sexuales contra menores cometidos por el cardenal estadunidense Theodor McCarrick, exarzobispo de Washington.

“No diré una sola palabra sobre esto”, precisó el Papa en conferencia de prensa que brindó a periodistas de todo el mundo, a bordo del avión papal que lo condujo de Dublín a Roma tras su visita apostólica de dos días a Irlanda.

Un reportero preguntó sobre el largo memorial escrito por Carlo María Viganó, exnuncio apostólico en Estados Unido, quien afirmó haber informado al pontífice sobre los abusos de McCarrick en junio de 2013 y lo acusó de encubrirlo deliberadamente.

Sobre los abusos en la Iglesia católica, el Papa instó a los fieles a denunciar y “hablar inmediatamente” cuando vean algo, reconociendo que muchas veces los padres encubren el abuso de un cura, porque no creen a su hijo o hija.

Comparte