Comparte

Karla Méndez

Xalapa. Después de que la iglesia católica considerara que la Consulta Infantil y Juvenil 2018 despertaba curiosidades insanas en los niños, el consejero del Organismo Público Local Electoral (OPLE) Juan Manuel Vázquez Barajas, negó que las preguntas tengan connotación de índole sexual.

Mencionó que es una consulta que busca saber qué opinan las niñas y los niños sobre el tema de paridad, y esta no tiene la intención de idealizar o darle una postura de una preferencia u orientación sexual.

“Esto es, no busca saber si determinados niños o niñas tienen determinada orientación, sino todo lo contrario si viven en condiciones de igualdad o desigualdad siendo niña o niño es el único fin” dijo.

Vázquez Barajas destacó que la Consulta Infantil y Juvenil 2018 se planteó de acuerdo con un solo tema, y que así se hace cada año “cada año se analizan los temas los cuales versará cada una de las consultas anuales” afirmó.

En esta ocasión la consulta se hizo bajo dos ejes rectores que son igualdad o paridad de género y derechos humanos, por lo que este ejercicio busca encontrar cuáles son las expresiones de los niños, niñas y adolescentes sobre esos dos temas, “el eje principal es que la niñez mexicana pueda ejercitar su libertad de expresión es para que ellos digan lo que crean o consideren de esos dos temas en particular”.

Explicó que en el país se ha venido trabajando por un mejor trato a las mujeres y este tiene que ver con la búsqueda de posiciones para que en condiciones de igualdad puedan ejercer el poder social, económico y cultural en México.

Este eje rector es de preguntarles a los participantes si se sienten, sobre todo las niñas, consideradas en el salón de clases, si se les da posibilidad de proponer trabajo en la escuela y si son tomadas en cuenta por los profesores: “todo eso comparado con la situación de los hombres”.

Para finalizar consideró que cualquier lectura que vaya más allá de eso que de forma objetiva y simple la consulta como único fin es el de saber si en el ámbito de los niños, niñas y adolescentes existen condiciones de igualdad para ejercer sus derechos como niños y niñas.

Comparte