Comparte

Amnistía Internacional (AI) y más de una decena de organizaciones no gubernamentales desaprobaron la creación de la Guardia Nacional, integrada por policías militares, navales y federales, como parte del Plan Nacional de Seguridad y Paz de Andrés Manuel López Obrador, y manifestaron que el Presidente electo no cumplió con lo acordado en los foros de pacificación con las víctimas y señalaron que lo que se requiere es profesionalizar a la policía civil.

Mientras que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió al Senado y a la Cámara de Diputados no aprobar la propuesta de ampliar el catálogo de prisión preventiva oficiosa para delitos de alto impacto como el huachicoleo, la posesión ilícita de armas y los delitos electorales, hecha en campaña por el futuro mandatario.

Amnistía Internacional lamentó que López Obrador haya presentado una estrategia de seguridad que repite esencialmente el modelo de seguridad militarizada “fallido” que existe actualmente, y que “ha permitido la comisión de graves violaciones de derechos humanos”.

Comparte