Comparte

Frente a la negativa calificación que recibieron Pemex y CFE, el  presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que a su gobierno le toca «pagar los platos rotos» de las pasadas administraciones.

En su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el mandatario sostuvo que se está «castigando al país» por la política neoliberal que se aplicó en los últimos 38 años.

Reiteró que las acciones tomadas por los gobiernos anteriores representaron «un rotundo fracaso», sobre todo en los últimos seis años «y para ser más preciso el año pasado».

«Fue una política económica económica ineficiente, de saqueo y corrupción», respondió el presidente luego de que la calificadora internacional Standard & Poor’s (S&P) cambió a negativa la calificación a las compañías productivas del Estado.

Comparte