Comparte

Ante las protestas de integrantes del magisterio en contra de la Reforma Educativa, la instrucción es escuchar a todos los grupos y explicarles que no habrá evaluaciones punitivas, pues no es el propósito del Gobierno federal afectar los derechos laborales de los maestros, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Luego de los bloqueos protagonizados por miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Cámara de Diputados, refrendó que se cancela por completo la pasada reforma educativa, aunque dejó claro que “no queremos venta de plazas, ni trafiques con la nómina».

Ayer, la CNTE, nuevamente, protestó de manera violenta en San Lázaro en represalia porque las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales dictaminaron la nueva Reforma Educativa, que sujeta a maestros a procesos de selección para ingreso y promoción.

Comparte