Comparte

Una niña de dos años murió tras recibir un disparo de su primo de cuatro años, quien accionó de manera accidental el arma de fuego, en la comunidad de San Bernardino en Los Ángeles.

César López, de 53 años, abuelo de la víctima, fue arrestado bajo sospecha de poner en riesgo a los menores, por haber dejado el arma en un lugar accesible para los niños, reportaron voceros del Departamento del Sheriff del condado de San Bernardino.

Después de los disparos la menor fue llevada a un hospital cercano, donde perdió la vida horas más tarde, explicó Cindy Bachman, vocera del Departamento del Sheriff.

Comparte