Comparte

Miles de  manifestantes se concentraron en Washington, DC para una segunda Marcha de las Mujeres de este año.

A pesar de que la concentración anual tuvo lugar a principios de 2020, este último event  se realizó en honor a la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg y contra la nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett.

«Estamos planeando una marcha masiva a nivel nacional el 17 de octubre para enviar un mensaje inconfundible de nuestra feroz oposición a Trump y su agenda, incluido su intento de ocupar el puesto de Ruth Bader Ginsburg», publicó la organización en una recaudación de fondos en línea para el evento.

A los demócratas les preocupa que Barrett lideraría con los otros jueces conservadores en la Corte y votaría para revocar Roe v. Wade y la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, la nominación de Barrett será estudiada por el Senado la próxima semana.

Con el fin de cuidar la salud de las participantes, los asistentes debían usar mascarilla y mantener el distanciamiento social, además, había estaciones de desinfección de manos y cualquier persona que se sienta enferma como para acudir presencialmente, podrá participar en un evento virtual.

Según CBS News, Sonja Spoo, activa por los derechos reproductivos, dijo en un discurso antes de la marcha que habían sido «varios años duros y dolorosos», pero que esta manifestación era un «repudio» al presidente y su política.

Junto con la protesta de Washington, se pronostican más de 200 concentraciones en el país.

La primera Marcha de las Mujeres, se efectúo un día después de la toma de posesión del presidente Trump en 2017, para protestar contra la nueva administración.

Comparte