Comparte

El partido Morena impulsará en el Senado una iniciativa para expedir la ley de fomento a la confianza ciudadana, esto, para instaurar el nuevo esquema de cobro de impuestos, que se basará en el principio de “buena fe”.

Con dicho cambio se pretende suspender la vigilancia y la fiscalización a establecimientos mercantiles y de servicios, en respuesta al principio de confianza ciudadana que busca el gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

La ley propone fundar las bases y los instrumentos legales para renovar la confianza ciudadana en las instituciones, a la par de que quienes cumplan con la legislación, recibirán beneficios y facilidades para que puedan ejercer de mejor manera sus actividades económicas.

Bajo este esquema, los dueños de establecimientos tendrán la obligación de inscribirse en un padrón y manifestar, bajo protesta de decir verdad, que conocen las leyes, los reglamentos y que actuarán de manera responsable.

Comparte