Las misas serán muy breves y se omitirán los cantos para evitar el riesgo de contagios.
Comparte

ORIZABA

Eduardo Cervantes Merino, obispo de la Diócesis de Orizaba,  declaró  que a partir del 20 de septiembre se reanudarán las misa con un aforo de 25% de capacidad en dicho municipio.

Agregó, que se establecerán todos  los protocolos sanitarios además de que las misas serán muy breves y se omitirán los cantos para evitar el riesgo de contagios.

Asimismo, mencionó que en  los bautizos se procurará que vayan grupos pequeños para evitar aglomeraciones.

Finalmente comentó que la reapertura será gradual y que  es probable que en la primera quincena de noviembre se reanuden las bodas.

Comparte