Comparte

Los integrantes de la caravana migrante partieron la madrugada de este miércoles de Huixtla, en Chiapas, con rumbo a Escuintla, a 20 kilómetros de su punto de origen.

Sin embargo, los migrantes no tienen un consenso respecto a qué una vez que lleguen a Escuintla, si caminarán o pernoctarán en el lugar, además, la confusión también invade a la caravana respecto al lugar en el que descansarán a su paso por la carretera.

Algunos migrantes caminan, mientras que otros esperan recibir un aventón que los acerque a su destino, mientras que los automovilistas, principalmente aquellos conductores de vehículos pesados se detienen para recoger a algunas personas y continuar su trayecto.

Comparte