Comparte

Manuel Carvallo

Con el tema del maíz, México presionó a Estados Unidos para lograr el acuerdo comercial, pero una vez alcanzada la aprobación de Donald Trump, los productores del campo mexicano volvieron a quedar en el abandono, dijo el presidente de la Unión de Productores de Maíz José Ángel Conteras.

En conferencia de prensa, el dirigente de UPROM manifestó su inconformidad contra el gobierno mexicano, al utilizarlos como «trueque» en la firma bilateral del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Explicó que en dicho convenio internacional las autoridades mexicanas gestionaron temas que son prioritarios para la actual administración federal, sin importar el estancamiento económico y de producción para este sector del campo, manteniendo la compra de 15 millones de toneladas de maíz transgénico a Estados Unidos.

A punto de un proceso electoral interno en los Estados Unidos, los agricultores de maíz estadounidense reaccionaron presionando el presidente Donald Trump para obligarlo a conseguir con México un acuerdo favorable para los norteamericanos y una vez que lograron imponerse, los negociadores mexicanos volvieron a dejar botados a los campesinos mexicanos que habían utilizado como escudo”.

Agregó que los millones de productores que se dedican a los cultivos básicos, como el maíz, no fueron tomados en cuenta, tomando de manera representativa a los productores de aguacate y tomate cherry.

Contreras Carrera dijo que contrario al presidente de México, Enrique Peña Nieto, el mandatario estadounidense Donald Trump si respaldó a quienes integran la franja maicera americana, cuando México había anunciado su intención de ponerle arancel a dicho grano.

Demandó al próximo próximo gobierno federal, que encabezará Andrés Manuel López Obrador, que tome en serio esta situación ya que se quedan desprotegidos poco más de tres millones de productores de maíz de México.

Finalmente, con respecto al estado de Veracruz, indicó que hasta el momento el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no ha dado visos de querer enfrentar la problemática del campo y por ello siguen esperando que se les tome en cuenta, para el nombramiento del próximo titular de la Sedarpa, donde afirmaron que no quieren un improvisado.

Comparte