Comparte

El número de extranjeros provenientes de América Latina a los que México les impide ingresar en el país se ha disparado en los últimos ocho años; la cifra de rechazados pasó de 444 casos en 2010, a más de 10 mil en 2017, donde colombianos y venezolanos son los más afectados, lo que representa un incremento acumulado de 2010 a 2017 de 2.28 por ciento.

La principal razón para impedir la entrada a los migrantes latinoamericanos tiene que ver con lo que México denomina “inconsistencia en las entrevistas de filtro”, un factor que se comenzó a contemplar desde 2013 como causa de rechazo.

En contraparte, también se ha multiplicado el número de ciudadanos de estos países a los que se les concede refugio.

Los datos oficiales del INM muestran que, de enero de 2010 a mayo de 2018, se le impidió el ingreso a un total de 40 mil 464 ciudadanos provenientes de Argentina, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, Perú y Venezuela.

Comparte