Comparte

Por Evelyn Román
Alvarado, Ver

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que crímenes como la masacre de Minatitlán —donde 13 personas, incluido un bebé, fueron asesinadas en una fiesta— son un “fruto podrido” heredado por pasados gobiernos que desatendieron los problemas del país.

Este domingo, el titular del Ejecutivo acudió a la Heroica Escuela Naval Militar de Antón Lizardo, en el municipio de Alvarado, donde encabezó la ceremonia de Jura de Bandera de los Cadetes y la conmemoración del 105 Aniversario de la Defensa del Puerto de Veracruz.

Ahí, durante su discurso, se refirió al multihomicidio ocurrido el pasado viernes en el sur de la entidad.

“Duele mucho enterarse y tener noticias como estos asesinatos viles de Minatitlán, todo este fruto podrido, todo esto que se heredó de la aplicación de una política antipopular y entreguista, donde lo único que les importaba era saquear, robar. El gobierno no estaba hecho para servir al pueblo, estaba convertido en un facilitador para la corrupción”, dijo.

López Obrador afirmó que la corrupción es el principal problema del país, pero además que urge recuperar la seguridad pública, por lo que destacó que esto se conseguirá con la conformación de la Guardia Nacional

“Nos importa la defensa de la soberanía nacional, nos importa la seguridad nacional, nos importa la seguridad interior, pero lo que más nos urge es garantizar la seguridad pública en el país. Por eso es que se propuso una reforma a la Constitución para que tanto el Ejército como la Armada nos ayuden en este propósito”, dijo.

Asimismo, aseguró que poco a poco “vamos a ir serenando a Veracruz y al país”, pues el actual gobernador Cuitláhuac García es honesto, advirtiendo que antes entre las autoridades había delincuentes.

“No se sabía dónde terminaba la delincuencia y dónde iniciaba o comenzaba la función de la autoridad. Se mezclaban delincuencia y autoridad. Eso, lo puedo garantizar, ya no sucede en Veracruz”, dijo.

Comparte