Comparte

presidente francés, Emmanuel Macron, renovó este lunes el gobierno sin grandes cambios para encarar un segundo mandato que se anuncia difícil para su agenda reformista y liberal, tras perder la mayoría absoluta en el Parlamento.

Con 250 diputados y a 39 de la mayoría absoluta, Macron no hizo cambios en profundidad, pero reforzó el peso de sus aliados. El anuncio más destacable no es la entrada de los nuevos ministros, sino la salida de uno de los tres miembros acusados de violación.

Y es que, el presidente centrista reemplazó a Damien Abad como ministro de Solidaridades, Autonomía y Personas Discapacitadas, por el director general de la Cruz Roja francesa, Jean-Christophe Combe.

La entrada más destacada en el nuevo gobierno de Borne es la de Laurence Boone, actual jefa de economistas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), como nueva secretaria de Estado de Asuntos Europeos.

Esta remodelación marca en la práctica el inicio del segundo mandato del presidente centrista, dos días antes del discurso de política general de su primera ministra, y cierra un período de incertidumbre desde su reelección el 24 de abril.

Comparte