Comparte

El presidente del Tribunal Superior Electoral de Brasil, Luiz Fux, aseguró que un candidato condenado en segunda instancia está inhabilitado, en una referencia velada a la situación de Luiz Inacio Lula da Silva, encarcelado por corrupción, pero líder en los sondeos electoral.

Aunque Fux dijo que no “quisiera personalizar” esta cuestión, su comentario se debio a la situación de Lula da Silva, encarcelado desde el 7 de abril por corrupción y lavado de dinero, pero líder en los sondeos con cerca del 30 por ciento de la intención de voto en las elecciones de octubre.

La Ley de Ficha Limpia establece que, con el fin de combatir la corrupción, los condenados por tribunales colegiados de segunda instancia quedan inhabilitados por un período de ocho años.

A poco más de dos meses de la primera ronda de los comicios Da Silva encabeza las encuestas, con cerca de un tercio del apoyo del electorado, lo que generó incertidumbre sobre cuál será el desenlace de las primeras elecciones generales de Brasil tras el juicio político a Dilma Roussef.

Comparte