Comparte

Previo al inicio de la jornada 8, los Tiburones Rojos de Veracruz siguen sumergidos en el ojo del huracán, esto tras la investigación que realiza la compañía Ernst & Young en busca de encontrar anomalías dentro de la institución, en caso de hallar pruebas de irregularidades, la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) podría tomar el control del equipo.

Las sospechas recaen presuntamente por contar con un domicilio fiscal en Puebla y otro en Veracruz, aunado a los contratos de jugadores quienes los tiene la empresa Promotora Deportiva del Valle de Orizaba A.C, mientras que los de publicidad se encuentran con ubicación en Cholula, registrandose con nombres de GA Publicidad S.A. de C.V. y ENDOPAMEX S.A. de C.V.

Hasta el momento Veracruz ha brindado todas las facilidades para que la empresa realice su trabajo adecuadamente, teniendo más días en la indagación en documentos.

Sin embargo, la FMF continúa manteniendo la misma prioridad, al obligar a contar con solidez administrativa y financiera a todos los equipos de la liga, subrayando la finalidad de contar con el desarrollo de las instituciones que participen en la Liga MX.

Comparte