Comparte

Karla Méndez

Xalapa. Cerca de 20 líderes de organizaciones de taxistas del estado de Veracruz, se manifestaron este día, para pedir la liberación de 500 unidades de taxis retenidas por no cumplir con el reordenamiento, sin embargo, argumentan que esto fue culpa de la Dirección de Transporte Público por un rezago administrativo.

Los afectados argumentan que las unidades son retenidas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y no por Tránsito o Transporte del Estado, por lo que exigen al gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, que los conductores y propietarios dejen de ser tratados como “delincuentes”.

Mencionaron que se les exigen pagos de tenencias de hasta 40 mil pesos para liberar sus unidades, sin embargo, aseguran que los uniformados lejos de solo revisar los estatutos del trámite de concesionarios, despojan de sus pertenencias a los choferes, los remiten a los separos transgrediendo sus derechos humanos.

Finalmente, señalaron que de no atender su solicitud, se reunirán todos los afectados del estado, incluyendo familias para realizar una protesta en las calles y les permitan continuar trabajando, pues son muchos los afectados con estas medidas.

Comparte