Comparte

Tras 11 días del derrame de crudo en Nanchital, legisladores del congreso local exigieron resolver el ecocidio en la zona debido a que, por las lluvias de los últimos días, se amplió el radio de contaminación por más de siete kilómetros, afectando el arroyo Tepeyac y el río Coatzacoalcos.

Los legisladores hicieron énfasis en las necesidades entre los pobladores ya que, la llegada del hidrocarburo a importantes afluentes, generará desempleo y mortandad de peces, lo que tendrá impacto entre los pescadores.

El derrame ocasionó el ecocidio entre la flora y la fauna, como peces y aves e incluso un cocodrilo, lo que muestra el impacto ambiental de la contaminación generada por el hidrocarburo.

Comparte