Comparte

Una explosión provocada por la lava, lanzó roca fundida al techo de un  bote turístico frente a la isla grande de Hawai, perforándolo y lesionando a 23 personas, informaron autoridades locales, además, la lava dejó un enorme agujero en el techo, señalaron los bomberos.

Los heridos iban a bordo de un bote turístico que lleva a los visitantes a ver la lava proveniente del volcán Kilauea, mientras ingresa al océano.

El volcán lleva dos meses arrojando roca fundida desde una nueva fisura.

Comparte