Comparte

Por Evelyn Román

Boca del Río. A solicitud de los habitantes del Medellín de Bravo, verificarán que no exista un riesgo sanitario en dicha ciudad, esto luego de que ciudadanos reportan fuertes olores que supuestamente emanan de una de las empresas instaladas en ese municipio, informó la jefa de la Jurisdicción VIII, Verónica Pulido Huerta.

Explicó que al momento se han reunido con los afectados para iniciar las acciones de supervisión en la zona pues hay empresas que manejan gases contaminantes y productos nocivos para la salud, cuyo tratamiento debe realizarse conforme a norma sanitarias para evitar contaminación y afectación a la salud pública.

Aclaró que al momento no han prestado atención médica a ciudadanos medellinenses derivado de posibles intoxicaciones o malestares por la inhalación de estos fétidos olores que presuntamente emanan de tuberías de algunas empresas instaladas en la zona, aunque todavía no se detecta cuál es la compañía contaminante.

Comparte